Historia

#la historia continúa

la historia no se arrebata

 “Hay quien dice que el fútbol no tiene nada que ver con la vida, con las cosas más esenciales. Desconozco cuánto sabe esa gente de la vida. Pero de una cosa estoy seguro: no sabe nada de fútbol”.Eduardo Sacheri

Historia Atlético Morelia

El Club Deportivo Morelia nace en 1950, en ese entonces inició jugando en la recién creada Segunda División del Futbol Mexicano; se conforma a partir de la visión de los integrantes de la Asociación Michoacana de Fútbol, quienes logran traer por primera ocasión el futbol profesional al Estado de Michoacán.
Propios visionarios, lo fueron don Antonio Tavera, Vicente Ayala, Jesús Lúndez, Salvador García, entre otros eligieron los colores amarillo canario, azul rey, y vivos rojos, en honor al escudo de armas de Morelia, mismos que a la fecha son la piel del equipo. 
Los primeros jugadores que dieron vida al Morelia en sus primeros años fueron Salvador Sánchez, Roberto Cortés, Américo Orozco, Manuel Cuevas, Vicente Ayala, Rigoberto Gloria, Arnoldo Juárez, por tan solo citar algunos que en 1951 se enfundaron la casaca rojiamarilla.

Época en donde la gente abarrotaba el Campo Morelia, desde ahí nace una pasión que durante décadas ha ido construyendo una historia que hoy sigue vive y que por supuesto, no se arrebata.

En 1957 Vino el primer Ascenso al Máximo Circuito, jugando el primer partido contra el rival más odiado, hasta hace unos meses: el América, con un empate 1-1.

Fueron años del equipo con altibajos, pero con grandes hombres como Antonio Villalón, Luis de la Torre, José Luis Buenrostro, Alfredo Martínez, y Juan José Tello, por mencionar parte de los jugadores, siempre dieron todo en la cancha por la afición “Canaria”. 

Llegó la época en la que el equipo se mudó al Estadio Venustiano Carranza, en 1968 desafortunadamente se vivió un descenso a la Segunda División; en esa ocasión, los registros fotográficos dan cuenta de una manta que decía: “Ánimo Morelia por tu tradición debes volver a la Primera División”, misma frase que se encuentra viva en el sentimiento de todos y en el corazón del equipo.

El equipo desapareció y resurge en 1971 en la Segunda División, durante una década de intentos, por fin en 1981, el esfuerzo rindió sus frutos: el Morelia regresó a la Primera División.

No se puede dejar de lado hacer mención de aquel juego del 26 de julio de 1981, donde un penal lanzado por Horacio Rocha, le da el tan preciado regreso a la Primera División al ya nombrado Atlético Morelia. Jugadores como Félix Madrigal, Jorge Tapia, Ezequiel Gaytán, Jacinto Ambriz, René Romero, y muchos otros fueron los gestores de esa hazaña.

Años de esfuerzos, de lucha. En 1989 se hizo oficial la llegada a la actual casa, el Estadio Morelos; años en los que se gritaba “al empate Morelia”, con derrotas increíble, como la semifinal contra el América donde los “Canarios” ya se encontraban en los vestidores y fueron obligados a lanzar penales, eso entre muchas otras anécdotas forman el acervo del Morelia.

Con leyendas como Olaf Heredia, Mario “El Mudo” Juárez, Juan Carlos Vera, Alberto Durán, Mario Díaz, Jaime Vera, Jaffet Soto, Ricardo Martínez, Luis Pérez, Camilo Romero, Jorge Guerrero y Claudinho, quienes en su mayoría fueron dirigidos por el incansable y legendario Antonio “La Tota” Carbajal, bajo la Presidencia de Don Nicandro Ortiz, personajes que dieron todo por estos colores.

Aquí es donde se hace mención de una de las leyendas más reconocidas y queridas de la afición, que dio muchas alegrías a nuestra tierra, Marco Antonio “El Fantasma” Figueroa, máximo goleador histórico del equipo.

Finalmente, llegó la época del cambio de escudo, y de la llegada de nuevos dueños, en diciembre del año 2000, Heriberto Ramón Morales le dio el primer título a esta afición, ahora bajo el mote de “Monarcas”. 

Jugadores como: David Comizzo, Darío Franco, José Antonio Noriega, Carlos Pavón, Alex Fernández, Javier Lozano, el “Eterno 28, Carlos Morales”, y a todos los que brindaron esa alegría que inundó Morelia y Michoacán de felicidad tienen un lugar privilegiado dentro de la institución.

Vinieron competiciones internacionales, participaciones en la Copa Libertadores, Copa de Campeones de la Concacaf, varias finales perdidas de Liga. 14 años después, noviembre del 2013, en una tanda de penales Morelia se alzó con la Copa MX venciendo en penales 3-1 al Atlas, con una extraordinaria seria de Federico Vilar. Posteriormente, fueron los primeros en ganar la Súper Copa MX ganándole a  los Tigres 4-1en julio del 2014.

En el 2016 llegó  al equipo el peruano Raúl Ruidíaz quien se convirtió en el primer campeón de goleo del equipo en el Torneo de  Apertura de ese mismo año; logro que repitió en Torneo Clausura 2017, mismo en el que gracias a una anotación suya en el minuto 90:33 el equipo venció a Monterrey y mantuvo la categoría.

Luego de años de muchas proezas de este equipo, en junio del 2020, la franquicia del equipo de futbol profesional se iba de Morelia.
Sin embargo, fue entonces cuando el entonces secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello en coordinación con el empresario José Luis Higuera Barberi, así como socios michoacanos de distintos rubros acuerdan y  lograr resurgir a los canarios del Atlético Morelia.

El equipo oriundo de esta ciudad inició su participación en la Liga de Expansión, donde en su primera temporada queda entre los cuatro primeros equipos, y logra  al segundo campeón de goleo en su historia Gustavo Ramírez.
Esta historia continúa gracias a la afición, al empuje, el arrojo y las ganas de millones de michoacanas y  michoacanos que desde todas partes del mundo siempre apoyan con la 1 : “A la bio, a la bao, a la bim bom ba, Morelia, Morelia, ra, ra, ra”.

Porque el Atlético Morelia no son solo 11 jugadores dentro de la cancha; el Atlético Morelia son los gritos del “Semillas”, la pasión que dejó Doña Cholita heredada en toda su familia, la alegría y el amor que le ponía “El Mago” en cada una de sus famosas tortas; los gritos de cada una de las porras familiares como la “Quiroga”, la “Barra Morelia 2000” o la “Juan Colorado” , de cada uno de los cánticos y pintas de los jóvenes de la Locura 81, y en el alma de cada una y uno de los morelianos y michoacanos, que incluso más allá de nuestras fronteras están alentando, como los miles de paisanas y paisanos en Estados Unidos que desde allá están al pendiente de este equipo.
Atlético Morelia es el grito de miles de personas al son de “Juan Colorado”, a la melodía de la canción “Únete al Morelia”,  de corear la UNO y decir ¡Arriba el Morelia¡, eso es el Morelia, esos son los Canarios.

Atlético Morelia representa los colores de esta ciudad, y de este estado que pese a cualquier adversidad ha salido adelante, que se mantiene de pie y que representa lo que somos: un pueblo de gente chambeadora y que anhela vivir en paz.

Hoy en medio de todas las dificultades que atravesamos por esta pandemia, tenemos buenas noticias para las y los michoacanos: hoy el Atlético Morelia regresó y regresó para quedarse.

Hoy estamos iniciando una nueva etapa de retos, de desafíos, pero de la búsqueda de un bien común: dejarle un mejor presente y futuro a nuestras niñas, niños y adolescentes.

*Con fragmentos del libro de Sigifredo Estrada Jacobo
Historia del Equipo Morelia


Por: Homero Lemus

patrocinadores